El ID de Apple es la llave que te permite acceder a la App Store y descargar software, gratuito o de pago. Aparentemente parece que estás atado a esa ID para la descarga de aplicaciones, se  puede trabajar con dos o más IDs diferentes y descargar aplicaciones de ambas que el sistema gestionará de forma eficiente.

Tienes que tener tu cuenta personal de la App Store en la que tienes un grupo de aplicaciones y la otra cuenta, por ejemplo, en la que compraste otras aplicaciones.

iOS y MacOS son capaces de gestionar eficientemente esas compras basándose en la contraseña asociada a las cuentas. El asunto es identificarse correctamente (y directamente) en las aplicaciones App Store, no haciéndolo directamente desde los paneles de control u opciones de ajustes en el sistema sino desde las opciones de identificación de cada una de las tiendas.

El proceso es sencillo:

  • En la correspondiente aplicación de tienda, no en el sistema, cierra sesión
  • Inicia sesión con la nueva cuenta utilizando la correspondiente contraseña.
  • Descarga el software.

En la Mac App Store, estas opciones están en el lateral derecho de la ventana de la aplicación, en la sección Enlaces.

macos

En tu dispositivo iOS estarán en la parte inferior de la tienda, desplazándose hacia abajo, tocando en la sección ID de Apple para cerrar sesión e iniciar de nuevo con la otra cuenta.

A la hora de gestionar las actualizaciones de las aplicaciones, éstas aparecerán en la lista de actualizaciones disponibles, pero a la hora de descargarlas, el sistema te solicitará la contraseña de la cuenta asociada a la aplicación, por lo que es importante fijarse atentamente en qué ID de Apple está asociada a la contraseña que se nos está solicitando, de forma que introduciremos la adecuada en cada situación.

Una buena práctica, es, una vez descargada la aplicación, volver a iniciar sesión directamente desde la aplicación de la App Store tanto en macOS como en iOS con nuestra cuenta principal, para evitar que si compramos una aplicación, esta pase a esa cuenta secundaria. De hecho, y este es otro detalle poco conocido, las tarjetas de crédito asociadas a una cuenta pueden ser utilizadas en otra cuenta, de forma que puedes utilizar la misma tarjeta de crédito para dos cuentas diferentes en la App Store, separando así la descarga de aplicaciones y gestionando ambas cuentas por separado con un mismo sistema de pago para ambas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *